[Traducción resumen del artículo Gamification and UX: Where users win or lose de Peter Steen Høgenhaug.]

Los juegos tienen gráficos impactantes, misiones, rankings… Pero añadir alguna de estas cosas a nuestro diseño no nos garantiza una mejor experiencia de usuario, en muchos casos son extras innecesarios. Lo que realmente estaríamos buscando es lo que esos elementos aportan a la experiencia de los juegos.

La gamificación debería ser usada para mejorar la experiencia de compra y uso de un producto.

Definición de juego

Sid Meier dijo que un juego era “A series of interesting choices”. Pero lo interesante de un juego es lo que pasa entre las decisiones: explorar nuevas áreas, aprender a controlar tu personaje…

En el libro “Game Design” de Andrew Rollings y Ernest Adams, se habla de cuatro acciones relacionadas con los juegos: jugar, hacer teatro, reglas y metas.

Jugar

Jugar es habitualmente una actividad recreativa, y tus acciones no suelen ser esenciales para el juego. Es una forma más participativa de entretenimiento, mientras que los libros y las películas son principalmente presentacionales. En un juego tú decides el hilo de la historia.

Un gran ejemplo de aplicar la diversión en un objeto cotidiano es la mosca del urinario, originalmente presentada en el Aeropuerto de Amsterdam. Su intención es mantener el suelo del baño limpio; y cuando apuntas a la mosca, es menos probable que salpiques. Puedes utilizarlo sin intentar darle a la mosca, pero para mucha gente intentar alcanzarla es una experiencia mucho más divertida.

Hacer teatro

Los juegos muchas veces nos permiten ser otras personas. Ofrecen una realidad diferente.La gente tiende a comportarse de forma diferente si nadie sabe quiénes son.

Esta podría ser una buena razón del éxito de las redes sociales, foros y chats. Puedes crear tu propia identidad, o al menos elegir qué muestras de ti.

Reglas

Las reglas definen lo que se puede hacer y lo que no.

Objetivos

A todo el mundo le gusta completar una tarea. Incluso un pequeño objetivo puede ofrecer una gran satisfacción.

El proceso es muchas veces el objetivo en sí mismo. Un objetivo en un website suele ser informarse o comprar un producto, y el usuario debe ser capaz de encontrar esta información, y disfrutar haciéndolo.

Estos son, de acuerdo con Adams y Rolling, los cuatro principales componentes de un juego. Vamos a intentar expandirlos.

Cooperación y competición

Los juegos son más divertidos cuando tienes a alguien con quién jugar. Puedes luchar contra tu oponente o colaborar en completar una tarea.

Servicios como FourSquare y Facebook Places dependen mucho de las relaciones sociales. Cuando tu amigo te derrote como alcalde de Starbucks, tienes que volver a Starbucks a reclamar tu título.

Cómo usar la gamificación en el diseño UX

¿Por qué deberíamos hacer nuestros sitios usables? Si asustamos a nuestros visitantes antes incluso de tener la oportunidad de ver lo que vendemos, no venderemos nada.

La gamificación no debería ser algo que se aplique después de haber diseñado y construído tu producto. Debe ser parte del proceso de diseño. ¿Cómo?

  • Adapta la experiencia a cada dispositivo
  • Ofrece al usuario diferentes experiencias según su ubicación
  • Proporciona feedback a tus usuarios, especialmente cuando algo sale mal
  • No ignores el contenido, es aún la parte más importante de tu producto
  • Cuenta una historia
  • Engancha a tus usuarios, motívales para que vuelvan
  • Divierte y personaliza tus mensajes
  • Esconde un huevo de pascua. Puedes usarlo para desbloquear un descuento.

La gamificación es sólo una herramienta para ofrecer un contenido más digerible. No lo sobre-utilices. Puede aporta valor, pero depende enteramente del usuario. Los profesores de escuela lo saben, para ser efectivos tienen que fijarse en el alumno y no en la clase. No todo el mundo aprende de la misma forma.

Cuándo evitar la gamificación en el diseño UX

No tengas prisa por añadir insignias (badges) y sistemas de puntos a sus diseños. La gamificación tiene sus límites.

Los juegos tienen que tener niveles de dificultad, no tiene gracia si completas un juego sin haber fallado al menos un par de veces. Sin embargo en una web, se debería encontrar lo que se busca lo más rápido posible.

No hagas el juego obligatorio, no todo el mundo quiere jugar, pero puedes ofrecer descuentos especiales para quienes jueguen.

Ten en cuenta como va a afectar a tu reputación el uso de estas herramientas. Si debes transmitir fiabilidad y seriedad, (Ej. firma abogados) el uso del diversión será poco adecuado.

[Traducción resumen del artículo Gamification and UX: Where users win or lose de Peter Steen Høgenhaug.]